Fototipos o tipos de piel y bronceado

El fototipo de la piel es una clasificación que se hace de la piel en función de la capacidad que tiene esta para soportar la incidencia del sol y está relacionado con el color de piel de cada individuo. Básicamente podemos dividir los fototipos de la piel en seis clases:

Fototipo I: individuos de color de piel muy pálidos, cabellos pelirrojos, rubios y albinos. Individuos que tienen este tipo de de piel nunca debe exponerse al sol sin pantalla solar con factor de protección muy alta y sin la ropa adecuada (prendas claras, gorras, gafas). Esta piel no se broncea, sino que se quema muy fácilmente. Tampoco deben broncearse por medio de rayos UVA, lo más indicado son los tratamientos con autobronceadores, aunque puede quedar un tono muy amarillo en la piel.

Fototipo II: individuos de piel muy clara y cabellos rubios o castaños claros, ojos claros o marrones. Pueden exponerse al sol muy gradualmente, protegidos con pantalla solar de graduación alta. No es aconsejable el uso de tratamientos UVA en estos tipos de pieles.

Fototipo III: Color de piel blanca, cabello rubio oscuro, castaño y ojos marrones. Estas pieles deben exponerse al sol con un filtro solar muy alto. Poco a poco puede ir disminuyéndose la graduación mientras se obtiene uno o dos tonos más.

Fototipo IV: Piel blanca aceitunada, pelo oscuro, negro, ojos oscuros. Este tipo de piel se tiene que proteger siempre con el uso de filtros solares. Los tratamientos mediante autobronceantes Dha dan muy buenos resultados en este tipo de piel.

Fototipo V: Piel morena, cabello castaño oscuro, negro. Aún con el color de piel más oscura, es necesario el uso de filtros solares para prevenir manchas y arrugas prematuras en la piel.

Fototipo VI: Piel negra y muy pigmentada. Aun en estas pieles es desaconsejable la exposición al sol entre las 11 y las 17 hs. Es recomendable utilizar un filtro solar.

Las pieles con fototipos más bajos, son las más propensas a sufrir cáncer y complicaciones por la exposición prolongada al sol.

Las últimas investigaciones realizadas concluyen que los casos de cáncer son mas habituales en los fototipos II, seguidos por el fototipo I y luego el III, muy posiblemente porque los individuos de fototipo I saben lo que les ocasiona la exposición al sol y suelen cuidar más su piel. Los casos de cáncer de piel son superiores en los hombres que en las mujeres, principalmente porque ellos son más reacios a utilizar cremas protectoras del sol y se descuidan cuando están al aire libre.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.