FPS FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR

En el momento de elegir un protector solar, nos encontramos frente a una gran oferta en el mercado. Para elegir un protector adecuado a nuestro tipo de piel, debemos tener en cuenta el FPS o factor de protección solar.

El índice de protección solar se basa en el tiempo que tarda la piel en quemarse al exponerse al sol sin protección adicional. Se calcula que, en promedio, la piel se quema a los 10 minutos de exposición a los rayos UV. Para saber qué protección tendrás con un determinado bloqueador solar debes multiplicar el factor de protección por los minutos que tolera tu piel al sol sin quemarse. Por ejemplo, si tu piel se quema a los 10 minutos sin protección, al escoger un protector con factor 15, la piel se quemara a los 150 minutos (dos horas y media aproximadamente) de estar bajo el sol. Esto varía en función a cada individuo. Las personas con piel clara posiblemente se quemen a los 5 o 3 minutos de estar expuestos, mientras alguien con piel oscura puede pasar 40 minutos bajo el sol sin quemarse.

Debes aplicarte el protector solar, 20 minutos antes de exponerte al sol, y deberías volvértelo a aplicar sin importar el factor, cada 30 minutos o cuando la piel transpire o se moje, ya que la absorción natural de la piel y el agua hacen que la acción del protector solar se diluya.

El FPS se calcula en base a la protección que brinda frente a los rayos uvb, no hay actualmente una norma que pueda medir el índice de protección frente a los rayos uva, por lo tanto debes tener mucha precaución. Los protectores físicos (bloqueador solar) o mixtos (pantalla solar) protegen mejor frente a la radiación uva que los químicos (filtro solar-bronceador).