Pastillas de Bronceado

Las pastillas de bronceado están compuestas por cartenoides, que es una sustancia similar al beta caroteno que encontramos en las verduras de color rojo o naranja. Al ingerir ciertas cantidades de este compuesto, que se va depositando gradualmente sobre la piel, ésta toma una cierta coloración o tono que puede ir desde el amarillo hasta el café, según el tipo de piel que se tiene.

Si bien el uso de esta sustancia está aprobado como colorante para los alimentos, no se ha autorizado para las pastillas de bronceado que la contienen en grandes cantidades.

Un consumo elevado de este compuesto (cartenoides) puede ser sumamente perjudicial para la salud y para la vista. Está comprobado que la Cartaxtina se deposita tanto en las células de la piel como en otras partes del cuerpo como pueden ser: la córnea, el hígado, la médula ósea, etc.

El uso diario de estos compuestos puede provocar:

  • Lesiones en los ojos.
  • Problemas de visión.
  • Anemia aplástica (deficiencia de la médula).
  • Hepatitis.
  • Urticaria.

    Problemas dermatológicos.

El consumo, durante más de 20 días seguidos, provoca un aumento de la presión en la cabeza.

Por estos motivos, no te recomendamos el consumo de pastillas para el bronceado. Si quieres autobroncearte de forma artificial, sería recomendable que pensaras en otras fórmulas alternativas.