Peligros de broncearse al sol

El sol es y ha sido siempre muy beneficioso para la naturaleza, pero no hay que olvidar que los rayos del sol producen radiación, y ésta, en grandes cantidades, es sumamente peligrosa para nuestra salud. Además no todas las pieles están preparadas para tolerarlo.

  • No deben exponerse al sol las personas que tengan piel albina, con pecas y los niños menores de 3 años. Esta clase de pieles corren grave riesgo de sufrir dolorosas quemaduras y es poco probable que lleguen a broncearse por la acción del sol. Cuando estas personas están al sol, deben protegerse con protectores solares.
  • Pueden exponerse al sol durante periodos muy cortos y con mucha protección (ropa clara, pantalla solar) las pieles muy claras, que correspondan a individuos muy rubios o pelirrojos con ojos claros y los menores de 12 años: Estas personas, si quieren broncearse, deben de hacerlo poco a poco y de manera paulatina.
  • Las pieles oscuras también deben utilizar protectores o filtros solares. Y ninguno debe exponerse nunca al sol entre las 11hs. y las 16hs.

Las quemaduras de la piel producen pequeñas lesiones que con el tiempo pueden derivar en melanomas o en un cáncer de Piel.

Los ojos también se pueden ver severamente afectados por la radiación solar, pudiendo derivar en pérdida de la visión, cataratas, conjuntivitis, daños en la córnea y la retina, entre otros. Hay que tener un especial cuidado y usar gafas que bloqueen totalmente los rayos UV, recordar además que las superficies como la arena, la nieve y el agua reflejan la radiación solar, así que debemos usar gafas para el sol, no solo al exponernos directamente a el, sino en todo momento, aún a la sombra.

Los golpes de calor y la deshidratación son también muy frecuentes cuando hay una exposición prolongada e incorrecta al sol. Si te sientes mareado, con nauseas, fiebre, aturdido o notas un comportamiento fuera de lo normal después de estar al sol, debes consultar al médico inmediatamente. Si tienes hijos pequeños que presentan un enrojecimiento severo de la piel, también debes de llevarlos al médico.

Recuerda que la mejor protección para evitar lesiones por el sol son las pantallas, bloqueadores o protectores solares. El uso de estos protectores, no impedirá que puedas broncearte, por el contrario te ayudarán a tener un tono de bronceado homogéneo y sin manchas ni quemaduras en la piel. Si sigues algunos consejos puedes obtener un bronceado perfecto.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.