Como se broncea la piel

El bronceado es la forma como la piel se protege frente a los rayos ultravioleta provenientes del sol. Esto ocurre de la siguiente forma. En la dermis, que es la capa media de la piel, se encuentran unas células llamadas melanocitos que segregan una sustancia que pigmenta la piel: esta sustancia se llama melanina. Cuando los rayos UV del sol llegan a la piel, la melanina sube a la capa superior de la piel (epidermis), donde se deposita engrosándola y absorbiendo los rayos de sol que son dañinos para la piel. Cuando la melamina entra en contacto con la radiación uv, se oxida, haciendo que la piel se torne de un tono que se asemeja al café oscuro, que es el bronceado, que variará de intensidad en función de la genética de cada individuo.

Para producir la melanina, los melanocitos necesitan tiroxina que es un aminoácido que cumple diferentes funciones en el organismo. Es precisamente de éste aminoácido del que se valen los activadores del bronceado para, en teoría, estimular la producción de melanina en la piel.

Todas las razas tienen aproximadamente la misma cantidad de melanocitos en la piel, pero los melanocitos están genéticamente predispuestos a producir solo hasta una determinada cantidad de melanina que variará según el tipo de piel de cada uno. En las personas pelirrojas, por ejemplo, el gen que incide sobre los melanocitos está modificado, de modo que las células no pueden producir mucha cantidad de melanina. Cuando más capacidad tiene la piel de producir melanina, más oscura es.

Además de los melanocitos, la piel está compuesta, de otras células que se llaman queratinocitos. Los queratinocitos son los encargados de producir queratina, que es la sustancia de la que está compuesto el pelo, las uñas, las córneas y todas las capas exteriores de la piel. Los autobronceantes contienen DHA, que una sustancia que proviene de la caña de azúcar, que provoca la oxidación de la queratina cuando entra en contacto con la piel. La queratina se oxida y se vuelve de un color amarillo-anaranjado que aparenta el bronceado.

La piel de algunas razas orientales tiene otro pigmento, que se llama caroteno, que da a la piel la característica tonalidad amarillenta. Algunas pastillas autobronceantes también contienen caroteno, que se deposita, principalmente en la epidermis, simulando el bronceado. Cuando el caroteno se consume por vía oral, también se deposita en otros órganos y trae muchas complicaciones.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.